Momentos de insomnio

· MOMENTOS DE INSOMNIO·
 
Noche de niebla

Una noche de niebla el camino se hizo sombras, el aire que tan alegre cantaba no podía
dejar de repetir una y otra vez su misma canción de invierno. La luna se abría paso
entre esa cortina de nubes que cubría los campos, iluminó con fuerza, ganando el gran pulso
a la oscuridad blanca y húmeda.
La hierba permaneció quieta, inmóvil, temerosa de recibir un grito del viento, temerosa
de que la luna no viniera a protegerla y de verse sumida en la fría oscuridad de plata.
Los rebaños cruzaron la bruma fría, sintiéndose fuertes para enfrentarse a ese temido
invierno, sintiéndose protegidos bajo los rayos generosos de la que en el cielo observa.
Los otros animales se despertaron poco a poco, como si no quisieran ser oídos por el
viento, como si quisieran hacer de su existencia el más alto de los secretos. Entre esos
testigos silenciosos me encontraba yo, observando por última vez lo que luego sería mi eterno
recuerdo de soledad, ese pequeño secreto que comparto con el invierno, ese secreto que
se hizo un hueco en lo más profundo de mi alma y al que acudo todas las noches a rendirle
tributo.
 
 
Noche
 
Noche, impenetrable noche de suave susurro, lluvia de existencia que tras el silencio
se oculta, un silencio que alumbra lo que duerme, lo que no la luz no ilumina, lo que las
sombras adoran, lo que la voz del pensamiento grita. Un silencio que asusta, que altera
lo existente y lo convierte en irreal y macabro, que hace que lo blanco se vuelva negro,
que la inocencia se transforme en conocimiento y que el conocimiento se vuelva certeza de
la existencia de una realidad inerte, oscura, fría, capaz de absorbernos sin esfuerzo, y
lo que es peor, dispuesta a hacerlo sin dilación.
 
 
El alma en 3 minutos
 
Dejame ver la vida desde tus ojos, permite que desde ti respire un nuevo aire,
que junto a ti explore un nuevo mundo lleno de esperanza. Te pido que me des
lo que ya me has dado, te pido que me digas lo que ya me has dicho, te pido que
me llames lo que me has llamado, te pido que me ames como me has amado.
 
 
Un sueño
 
un sueño es aquel que da la felicidad, aquel que espanta el mal y da esperanza,
esperanza para vivir un mañana con ilusión, un mañana que sonría al que lo visita
y que se convierte en motivo de orgullo de aquel que ha podido llegar a vivirlo.
un sueño es aquello que tanto anhelamos no porque lo deseemos sino porque lo necesitamos,
necesitamos ese deso de soñar, esa melancolía alegre, esa alegría que nos entristece
al envolvernos en su halo de felicidad y armonía, una armonía que hace que aquello
que es oscuro e inerte se convierta en todo un paraiso de perfumes y flores, que se
convierta en lo que nuestra alma tanto busca: un mundo feliz.
 
 
Buenas noches
Un pequeño gorrión bajó del cielo y se posó en mi hombro, susurrándome al oído las dulces
palabras que inundan el cielo. Con voz cálida y tenue me dijo: ya es hora de ascender al sueño,
el mundo queda pues sumido en tu espera mientras tú, alegre, gozas del reposo. Tras estas
bellas palabras se escondió mi espíritu y una fuerza interior se apoderó de mi voluntad para
hacer del deseo divino mi deseo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Estadística

  • 1,249 hits
A %d blogueros les gusta esto: